SENTIRSE ABSORBIDO AL ASTRAL

Sentirse jalado, absorbido al vacío, justo en el momento de los síntomas del Desdoblamiento Astral, es algo que algunas personas experimentan durante sus prácticas.

Esta sensación se da cuando nuestro Cuerpo Físico ya está dormido y nosotros estamos conscientes en nuestro Cuerpo Astral.

Si solo estamos observando el proceso del desdoblamiento y no tomamos el control, lo que puede suceder es que lleguemos a una parálisis del sueño y no nos demos cuenta, para luego pasar por el proceso de cómo es que nuestro Cuerpo Astral sale a la Quinta Dimensión, el Astral.

Ya está muy claro para los que se desdoblan que los sueños no ocurren en nuestro cerebro. La gente que se desdobla, sabe que sus experiencias oníricas, conscientes o no, no son en su cerebro, sino, en algún lugar más.

El proceso del desprendimiento de eso que llaman Cuerpo Astral, del Cuerpo Físico, sucede de muchas maneras. Una de ellas, es esa que cito más arriba. Literalmente, cuando nuestro Cuerpo Físico se queda sin consciencia, la parte energética, rápidamente lo abandona, “dirigiéndose a un lugar" que está aquí, pero en otro nivel de vibración. Ese proceso que se da cada vez que dormimos, no es percibido, debido a que estamos dormidos. Esencialmente, estar dormido significa que no tenemos conciencia, que no nos damos cuenta, de todos los procesos involucrados en la vida.




No se despierta conciencia comiendo solo vegetales, ni cuidando el planeta, ni peleando en las calles tirando piedras. El término despertar conciencia ha sido terriblemente deformado, haciéndole creer a la gente que tener conciencia, que estar consciente, que despertar, es luchar por los animales, por el medio ambiente, por los pobres, por los enfermos, etc., eso no es despertar ni tener conciencia, eso es sentido común. Se puede hacer todo eso y aún estar dormido, es decir, vivir sin saber nunca qué es lo que ocurre en los procesos internos, energéticos e invisibles involucrados en la vida.

La vida es misteriosa, los procesos invisibles, los que no pueden ser mensurados, estudiados mediante el método científico, son los más importantes para que la vida prospere, evolucione, o, se extinga, desaparezca. Ya se han escrito millones de libros acerca de la vida y sus procesos bioquímicos, sociales, culturales, climáticos, etc., probablemente hagan falta otros tantos más para explicar los procesos invisibles -hasta ahora-, involucrados en ella.


Entonces, despertar, salir del sueño, dejar de estar hipnotizado, estar consciente, tener conciencia de algo, es, en este caso, experimentar conscientemente el proceso de cómo el Cuerpo Astral, deja, abandona, el Cuerpo Físico.

 Estar consciente en el Astral, involucra tomar el control. Así como en este Mundo Tridimensional tenemos el control, en el Astral, debemos tenerlo también.

Lo difícil de desdoblarse, es, poder estar despierto mientras el Cuerpo Físico duerme. Por eso, en las escuelas esotéricas se enseña a tomar el control desde antes de salir del Cuerpo Físico. Esa es la mejor forma de mantener la lucidez.

Para lograr tener el control del desdoblamiento, lo que se debe hacer es lo siguiente:

Cuando se esté en la fase de los síntomas, uno debe aprender a conocer cuándo es que el Cuerpo Físico ya esta dormido, una vez solucionado esto, -que estoy seguro que a cada quien le tomara unas cuantas experiencias donde tendrá que ir probando cual es el momento exacto-, lo mejor es levantarse de donde esté. No hay que imaginar o pensar que uno se levanta, sino, levantarse de hecho. A veces, cuando el Cuerpo Físico no está totalmente inconsciente, puede ser que sintamos que estamos pegados a alguna parte de él, en ese caso, hay que insistir en levantarse con fuerza y decisión.

Cuando uno se levanta de la cama, o de donde esté, hay más posibilidades de tener mucha conciencia en el Astral.

Si en el momento de estar queriendo salir del Cuerpo Físico, no lo hacemos con actos sino con la mente, sucede que aparece un remolino, tornado, o fuerte viento que nos arrastra fuera. Si eso ocurre, no hay que temer. Uno debe de tratar de estar lo más consciente posible, porque es fácil perder al control y marearse, o dormirse, y si eso ocurre, todo pasará a ser un sueño común, o sueño lúcido.

Cuando cesa el remolino, podemos hacer lo que queramos, antes de eso, es imposible. Necesariamente, hay que dejarse llevar por el remolino, sin miedo.

Si se practica con insistencia, muchas serán las oportunidades para ir afinando, aprendiendo, y corrigiendo. Como todo en la vida, uno logra una habilidad practicándola, y en eso, el Desdoblamiento Astral es igual.


Ivan Guevara



Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.