CURACION: LAS INICIACIONES


Muchas personas que quieren aprender a curar, en el camino, se dan cuenta de que siempre les dicen que hay que tener Iniciaciones. Pero ¿Qué es esto de las iniciaciones? ¿Son realmente necesarias? ¿Es su influencia real? ¿Qué pasa si no tenemos iniciaciones?
Hay muchos tipos de Iniciaciones, pero exclusivamente voy a hablar de las iniciaciones espirituales, de las que se dice, se necesitan para ser un sanador espiritual.
La Iniciación, básicamente, no es buena ni mala. Lo importante de la Iniciación, es comprender, que hay detrás de eso.
Las Iniciaciones, son ritos, ceremonias: fueron creados hace mucho tiempo con el fin de mantener el conocimiento de un grupo, en secreto. La información, siempre ha dado poder a las personas. Hay ritos de iniciación en todo el mundo. Cada cultura ha creado los suyos, para su beneficio y progreso. En este momento, también hay muchas iniciaciones que se están creando.
Los grupos y organizaciones, mantenían su poder e ingresos económicos, gracias a que la información tan difícil de difundir en tiempos antiguos, era mantenida escondida, y solo era accesible a unos cuantos. El secretismo, mantenido hasta nuestros tiempos (absurdamente, porque ahora no hay manera de ocultar algo), se hace, para darle carácter de exclusivo, a algo, porque cuando ese algo se hace de conocimiento público, el producto se devalúa, y se pierde el poder y dinero del que dependen esas personas.
Las Iniciaciones, también sirven para hacer creer a la gente, que algo es difícil de realizar, que necesitas de información secreta para hacerlo. Tras el conocimiento “secreto” solo hay sentido común ¿Tenemos que pasar por alguna iniciación, para darnos cuenta de que la energía se la dirige con la imaginación y la voluntad? ¿Debemos ser iniciados para comprender que debemos llevar una vida disciplinada si queremos desarrollarnos espiritualmente? ¿Debemos ser iniciados para comprender que la energía curativa es natural en todos los seres humanos? Todas las técnicas de curación, son sumamente fáciles de realizar, por eso es que fueron escondidas al público, y se armó todo un halo de misterio en torno a ellas. Cuando se aprende a curar, uno se sorprende de cuan fáciles son todas las técnicas, y lo menos que se puede hacer, es reírse, pensando que le iban a enseñar a uno algo muy complejo.
La Iniciación, también cumple el papel de cambiar el subconsciente de la persona que aspira a ella. Es un nuevo nacimiento a un nuevo mundo. La iniciación, marca un antes y un después en la vida de las personas. Su poder proviene de la fuerza de nuestras creencias que nos dicen que alguien con más poder, nos ha Iniciado en algo. Mientras más convencidos estemos de esto, más fuerte será su efecto y más trascendentes sus resultados.
Cuando una persona es Iniciada en algo, no significa que le han dado algún poder sobrenatural, simplemente le han recordado a su subconsciente, que puede hacer algo que siempre pudo. A veces necesitamos, (debido a nuestra baja autoestima, escaza fe y confianza en nosotros mismos), que alguien que creemos superior, nos diga: eres digno de esto, ahora puedes, estás en camino de hacer algo.
Si podemos cambiar nuestro subconsciente sin necesidad de una Iniciación, entonces, no es necesaria. La Iniciación, es solo otro invento humano, es una herramienta que ayuda, pero que no es definitiva, y no tiene nada de divino.
¿Cuáles son las ventajas de la Iniciación?  Sobre todo, que el mundo cree en ellas. La gente dice “Soy Iniciado” o “Fui Iniciado en los misterios de tal o cual cosa”, y la psicología de la humanidad, se rinde y somete, porque para eso ha sido entrenada: desde niños nos han enseñado a someternos ante lo misterioso y oculto.
¿Por qué la gente anda buscando iniciaciones? Porque le da ese toque de misterio y divinidad, que no es real, debido a que todos los seres humanos, somos un misterio, y divinos, con, y sin iniciación.
La causa más importante de buscar Iniciaciones, es porque de alguna manera hemos decidido vivir de nuestra espiritualidad: sea curando gente, o en tantas otras actividades que hay. En el mundillo de la libre espiritualidad, es siempre bueno ser un Iniciado, porque la gente creerá más en ti, y claro, te dará más monedas por tu trabajo. Esa es la causa de estar buscando Iniciaciones.
¿Es un Iniciado, más espiritual que uno que no lo es? No. Muchas veces los Iniciados, son los menos espirituales. Muchos de ellos ni siquiera creen en las Iniciaciones, pero las predican con fervor, porque de eso depende que la gente a su alrededor, los siga atendiendo y dando de comer. Hay muchos Iniciados, deambulando por el mundo, aprovechando de su estatus.
No busques Iniciaciones, porque eres hijo de Dios, y como tal, tienes todo lo que tu padre te heredó. Toda su sabiduría, está en ti. Toda la capacidad de curarte y curar a los demás, está en ti; solo tienes que reconocer tu divinidad, más allá de todo cuanto te han enseñado equivocadamente, a pensar que eres.



Por buscar y obtener Iniciaciones, mucha gente se humilla, paga, y se somete a las peores vejaciones físicas, morales, y espirituales en su vida: están dormidos; y la gente que da esas Iniciaciones, también lo está, porque lo único que está esperando, son los cientos de dólares que recibirá.
No necesitamos Iniciaciones, nadie las necesita. Lo que necesitamos, es saber que el pecado no existe, y que por lo tanto, castigo no hay. Lo que necesitamos saber, es que para ser espirituales, no requerimos que alguien nos diga que lo somos: la espiritualidad se acepta, no hay que ganarla ni hacer nada para lograrlo.
Comprender quien es nuestro Padre es importante, cuando lo comprendemos, también aceptamos que su ADN espiritual está en nosotros. Cuando comprendemos que somos Dios, y que solo tenemos que reconocerlo, la verdadera Iniciación ha ocurrido, y para eso no necesitamos de terceros.
Si no tenemos Iniciaciones, no importa. Para alguien que está buscando la libertad y el amor, el sinsentido de pertenencia del ser humano, que lo obliga querer ser parte de algo “superior”, no es importante.
Cree que puedes y podrás.
Cree que eres el canal de la energía superior curativa y lo serás.
Cree que puedes hacer con tus manos, cosas maravillosas y mágicas, y lo harás.
Cree en ti y en tu ADN espiritual; reconoce que eres uno con eso que llaman Dios, y harás milagros.
Para curar sea por imposición de manos u otras técnicas, no se necesitan Iniciaciones, para eso se necesita, una autoestima y fe tremendas, y un amor al prójimo sin límites. Si amas a la humanidad y quieres ayudarla curando gente, puedes hacerlo, con o sin iniciaciones.
 aprendizxdexmago@gmail.com


Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.