CURACION: FIN DEL MUNDO

Curase significa liberarse de la angustia de vivir. Significa vivir feliz y armoniosamente con el universo. La angustia por el fin del mundo creada por el hombre sigue latente aun hoy en el siglo XXI cuando estamos a puertas en unos pocos de años de colonizar nuestro sistema planetario.

Con amenazas como, el apocalipsis, la espera del mesías, el anticristo, Nostradamus, Mario Sábato, la virgen de Fátima, etc. nos han venido meciendo durante siglos. Últimamente se dice que el 2012 será el fin del mundo según el calendario maya. Es increíble que hayan pasado cientos de años y nada se haya cumplido y sigamos creyendo todo eso. Es increíble que nos creamos eso de que solo Dios sabe la fecha del fin del mundo y que podría ser esta semana como dentro de, vaya a saber cuantos años más.
Los desastres de la naturaleza, muchas veces desencadenados por el hombre son eso y no tienen origen divino ni sobrehumano.

La creencia en el fin del mundo trae como consecuencia tener en el redil a las ovejas. Tener en el redil a las ovejas significa grandes dividendos. Tener en el redil a las ovejas significa ser autoritario y creer que solo uno tiene la verdad. Tener en el redil a las ovejas significa un gran egoísmos porque se las priva con mentiras de explorar su verdadero camino en la vida para explotarlas.

Para las ovejas estar en el redil significa seguridad. Significa que alguien más las cuida, pero que las podría castigar si se portan mal. Significa someterse a las leyes, creencias y reglas del un dictador, sin comprobar nada, solo por fe. Significa avanzar con la cabeza gacha quien sabe al barranco. Significa renunciar al libre albedrío. Significa renunciar a la inteligencia propia y confiar en alguien más. Significa creer que alguien más sabe más que tú, y así confiar tus decisiones a los mandatos el.

Con mucha alegría les digo que el fin del mundo no vendrá. Por lo menos no como a los fanáticos les gustaría que viniera. Si habrá un fin para este mundo este será por deterioro propio del planeta y esto ocurrirá dentro de muchos millones de años. Mientras tanto solo a responsabilidad del hombre estará el planeta y su supervivencia. Si somos conscientes no destruiremos este planeta, en caso contrario lo destruiremos y pereceremos con el.

Eso es todo. No hay castigo de Dios. No hay un Dios que venga, haga sonar el timbre y diga, el recreo se acabo porque así lo dispongo yo. Nada de eso hay. Dios en su infinita sabiduría y amor no se comportaría como un vulgar dictador. Es gracioso pero a veces le asignamos comportamientos tan humanos a Dios. Desde nuestra altura, cultura, todavía nos falta mucho para comprender la verdadera naturaleza de eso que llamamos Dios. Mientras tanto no le asignemos características humanas.

Vivamos felices. No habrá fin del mundo. Liberarnos de ese temor va a contribuir mucho a nuestra salud. Liberarnos del fanatismo religioso va a ser un gran descanso para nuestra presión arterial. Vivamos equilibradamente. Cuidemos nuestro planeta. Amemos a nuestro prójimo. Si realmente quisiéramos, podríamos hacerlo durante miles y miles de años.

aprendizxdexmago@gmail.com
Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.