VIAJE ASTRAL ¿UNA CONEXIÓN CON EL MUNDO DEL SUBCONSCIENTE E INCOSNCIENTE?

El estar consciente en el Astral, no solo es estar consciente en una dimensión diferente a la Tercera Dimensión, sino también, es experimentar nuestras ideas, pensamientos, y sentimientos de forma diferente.

Nuestros pensamientos y sentimientos, son energía; nuestras imaginaciones, son energía. Cada imagen que creamos en nuestra mente, tiene existencia real en el Astral. Nuestros temores, fobias, gustos, etc., se expresan no solo en nuestra mente y en nuestro Cuerpo Físico, sino que tienen cuerpos y escenarios en el Astral.

La ciencia formal ha clasificado los procesos mentales del ser humano en Conscientes, Subconscientes e Inconscientes. No voy a tratar de encajar la experiencia Astral en esta clasificación. Una vez más, cuando la experiencia humana llega a niveles en los que la ciencia no tiene los medios para explicarlos debido al Método Científico, las clasificaciones, sistematizaciones y definiciones actuales, no sirven.

Por muchos años se ha cometido el error de tratar de explicar el Desdoblamiento Astral mediante la experiencia humana en el Mundo Tridimensional. De allí, han surgido muchas suposiciones,  definiciones, y hasta sistematizaciones de eso que han llamado Astral. Muchos, por tratar de explicar un fenómeno que es inexplicable con palabras creadas en un Mundo Tridimensional, han ocasionado mucha confusión en las personas que han leído del Viaje Astral, pero que nunca lo han experimentado. Si alguien solo ha leído, escuchado, o visto algún video  acerca del Desdoblamiento Astral, nunca sabrá cómo es esa experiencia en realidad.

Los que nos desdoblamos, cuando hablamos de Desdoblamiento Astral, nos comprendemos, y comprendemos que lo que nos decimos con palabras escritas o verbales, no es exactamente lo que esas palabras significan. Es por eso que sé que los que tienen experiencias astrales, comprenderán lo que está aquí de forma no evidente.


En una experiencia Astral consciente, estamos despiertos en la Quinta Dimensión, sabemos que estamos en el Astral. Pero la experiencia astral no es solo estar consciente en ese mundo, sino que también consiste en darse cuenta de que lo que estamos percibiendo allí, muchas veces, es la proyección de nuestra mente de eso que la ciencia ha llamado Subconsciente e Inconsciente.

En una experiencia Astral ¿cual tiene prioridad? Ninguna, es una mezcla de las dos. Así, muchas de las primeras experiencias astrales van a ser la interrelación de algo que no es el Subconsciente o Inconsciente, con esos dos aspectos. Eso que no es esos dos aspectos, es algo que se confunde con eso que se conoce como Conciencia. Yo también uso ese término para referirme a ese factor, pero no es eso.

El Subconsciente e Inconsciente, según el Desdoblamiento Astral, son solo energías de diferente vibración. Cuando estamos soñando nuestra mente usa el subconsciente y el inconsciente. Cuando estamos despiertos en el Astral, igualmente usamos el subconsciente y el inconsciente. 

Estar lúcido en el Astral, no es lo mismo que estar lúcido en la Tercera Dimensión. La lucidez en el Astral, no es la lucidez de la Tercera Dimensión. La lucidez en el Astral, es la experiencia de la energía subconsciente e inconsciente con algo incluido, y ese algo es eso que llamaré Conciencia, pero no es la Conciencia a la que se refieren los diccionarios o los tratados de psicología. Cuando nos desdoblamos, no nos conectamos con nuestro subconsciente o inconsciente, los vivimos de una manera lucida.

Esta etapa siempre se presenta en los desdoblamientos Astrales. En muchas oportunidades vamos a estar despiertos en el subconsciente y otras en el inconsciente. Allí vamos a experimentar todo lo que somos y ocultamos o negamos. Las experiencias de este tipo son reveladoras porque nos muestran claramente lo que en el fondo somos. Allí están Dios y el Demonio en eterna lucha. Desde allí, según su fuerza, nuestras acciones, que finalmente son el resultado de nuestros pensamientos y sentimientos, serán buenas o malas.

La persona que se desdobla, tiene que ser lo suficientemente observadora para darse cuenta de que muchas de sus experiencias, son solo aventuras en su mundo interno y no en algún lugar más del Astral. Dentro nuestro están Cristo, la Virgen María, Budha, etc.; pero también están todos los demonios que conocemos y todos los seres que juzgamos de perversos. Solo cuando vivimos crudamente esta realidad, nos damos cuenta de que el ser humano es una totalidad desconocida, misteriosa y fascinante.

El conocimiento de nuestra totalidad nos hace ver que finalmente somos un conglomerado de diferentes energías las que a ese nivel se complementan y son importantes para el desarrollo pleno del ser humano. Pero como no conocemos nuestro Subconsciente e Inconsciente, como no lo hemos vivido, generalmente lo ignoramos, reprimimos, o censuramos.

Comprender lo que llaman Subconsciente e Inconsciente, no es ir al psicólogo o al psiquiatra. Comprender esa parte, es vivirla mediante el Desdoblamiento Astral. Cuando se hace eso, la Conciencia hace un trabajo mágico, y este es, que mediante su luz y comprensión, libera  la energía atrapada eliminando las figuras mentales que la tenían acaparada.


Equivocadamente se ha dicho que el Subconsciente y el Inconsciente son morada de lo peor que tiene el ser humano, no es así. El Inconsciente y el Subconsciente solo son otro tipo de energía, energía que ha sido deformada y atrapada por los monstruos y demonios que hemos creado desde que el ser humano tuvo que, por necesidad, crear esta civilización, tal y cual la conocemos.





Ivan Guevara

Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.