¿SE TIENEN QUE RECORDAR LOS DESDOBLAMIENTO ASTRALES Y VIAJES ASTRALES?

El hecho de saber que uno está abandonando su Cuerpo Físico, que este se va quedar sin nosotros,  trae a la mente miedos profundos, miedos que son infundados, porque todas las veces que dormimos hacemos eso: dejamos nuestro cuerpo terrenal y nos vamos al Mundo de los Sueños, al Astral, solo que inconscientes, soñando.

Toda experiencia de dejar el Cuerpo Físico conscientemente, es un proceso extremo. Para todo el que haya experimentado esto, lo recordará como una experiencia dramática que le causó mucho miedo.



Desde el momento en que se presentan los síntomas del Desdoblamiento Astral, toda la experiencia es como cuando estamos despiertos. El sonido, la vibración, la parálisis, el sentir que alguna parte de nuestro cuerpo está flotando o está totalmente desfasada respecto del Cuerpo Físico, es algo que se experimenta, cuando es por primera vez, con profundo miedo, algunas veces con terror. Luego, cuando superado el miedo, nos atrevemos a asomarnos al Astral de forma consciente, y aceptamos dejar, abandonar nuestro Cuerpo Físico, y nos levantamos intencionalmente, con hechos, no pensando en levantarse, ni imaginando que uno lo hace, y vemos que estamos algunas veces en nuestra habitación, y en otras en algún lugar desconocido, y podemos decidir qué hacer a voluntad, como por ejemplo realizar un Viaje Astral, comprendemos que el otro mundo existe.

Cuando la experiencia del Desdoblamiento Astral es así, uno necesariamente la recuerda, porque no ha sido un sueño, porque uno la ha vivido con sus cinco sentidos (para que de alguna manera se entienda, aunque ellos no existen allá), y con sus capacidades intelectuales, emocionales, y "físicas" plenas.

Según vayamos adentrándonos en la Quinta Dimensión (siendo que esto solo se puede hacer conscientemente, despierto, sabiendo que uno está en el Astral) y con ello descubriendo nuestras capacidades astrales, como volar, cambiar de forma, viajar, atravesar "cosas sólidas", ...,  y lo más importante, descubrir qué es ese mundo, y quienes son sus habitantes, todo eso, no puede olvidarse así nomás.

Generalmente ocurre que, cuando uno regresa al Cuerpo Físico, recuerda todo como cuando recuerda unas vacaciones. El recordar la experiencia claramente, y algunas veces como un sueño, dependerá de la conciencia que hayamos tenido en el Astral. Hay niveles y niveles, de conciencia, si nuestro nivel es alto, recordaremos todo como cualquier experiencia vivida en el Mundo Físico, y por ese mismo hecho, nos afectará tanto o más que cualquier experiencia terrestre. Si el nivel es bajo, recordaremos todo como algo lejano, algo que se dio hace mucho, y de lo que no tenemos certeza de que si fue realidad.

Entonces: si, necesariamente tenemos que recordar una experiencia de Desdoblamiento Astral porque fue consciente. El que la recordemos más o menos como un sueño, como algo lejano, o como algo que nos ocurrió en la Tercera Dimensión, que incluso forma una parte importante de nuestras vidas, depende de cuan desarrollada esté eso que llaman Conciencia, que no es estar preocupado por la justicia o la injusticia, si no, que es la capacidad que tiene ESO, de percibir y relacionarse con todo el universo de forma lúcida, creativa...natural.

 aprendizxdexmago@gmail.com

Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.