¿ES BUENO O MALO TENER REALACIONES SEXUALES PARA EL DESDOBLAMIENTO ASTRAL?

Hay muchas cosas que se dicen respecto de la sexualidad y el Desdoblamiento Astral; ese tema siempre será controvertido por su naturaleza. Lo que yo recomiendo es que cada quien sea el investigador de su vida. 

Hay mucho tiempo para el Desdoblamiento Astral, y cada persona debe buscarse a sí mismo, en esa búsqueda sincera deberá explorar el sexo.

Mucha gente pregunta si son buenas o malas las relaciones sexuales para el Desdoblamiento Astral, yo les respondo que lo averigüen en ellos mismos. Eso quiere decir, que uno debe hacer algo, y estar atento a lo qué ocurre luego de hacer ese algo.

Si estoy practicando Desdoblamiento Astral, y tengo relaciones sexuales de algún tipo, luego debo estudiar en mi mismo, qué me ha causado eso a nivel, emocional, mental, y físico, es decir: ¿Me siento con más energía, o con menos energía? ¿ Me distrae con facilidad el estar pensando en esa persona con la que he tenido sexo? ¿Me estoy convirtiendo adicto a eso? Etc. Pero las principales preguntas para los que estamos practicando Desdoblamiento Astral son: ¿Mis desdoblamientos se fueron o se hicieron más continuos y reales? ¿He perdido o ganado objetividad en el Astral? Para cada cual habrá una respuesta diferente, y cada quien deberá ser sincero para consigo mismo, y actuar de acuerdo a ello, de nada vale auto engañarse.

Esta forma de actuar para el caso de las relaciones sexuales, puede ser usado para cualquier otra actividad de la vida. El observar comportamientos, pensamientos, y sentimientos, y qué le hacen a nuestro proyecto de Desdoblamiento Astral, es el arma que se usa para seguir adelante. 

Cuando se ha llegado a ese nivel de discernimiento, definitivamente ya no somos la misma persona que comenzó. Las diferentes partes que vamos liberando en este proceso definitivamente toman el control de nuestra vida.

Cuando llegamos a comprender que nadie podrá explicarnos mejor nuestros procesos que nosotros mismos, hemos llegado a un punto en el que ya no hay retorno. Nos habremos convertido por derecho, en nuestro Maestro, en nuestro Guía.

Llegar a eso, exige un imperativo interno que solo se calma cuando nos hemos encontrado. La búsqueda de un maestro, de un guía, de un gurú, de un shaman, etc., solo son la proyección de lo que estamos buscando internamente. En un proceso, que muchas veces puede durar muchos años (para algunos toda la vida), nos convertimos en seguidores de alguien más, pero todo ese tiempo nos ayuda, y finalmente algo mágico ocurre: nos damos cuenta. Nos damos cuenta de que el Maestro está en nosotros. Generalmente eso ocurre cuando hemos sido lo suficientemente valientes para abandonar todo. Cuando se deja todo a cambio de una incertidumbre dolorosa, es cuando recién partes nuestras ocultas, comienzan a expresarse.




Cuando esas partes escondidas se incorporan a nuestra psicología, hemos dado un gran paso a la libertad, nos hemos liberado de la dependencia de los maestros externos. Esas nuevas cualidades psicológicas, y que además en el Astral se expresan con hechos asombrosos, nos permiten convertirnos en observadores plenos de nuestro mundo interno: observamos bajo una nueva perspectiva nuestros sentimientos, pensamientos, y acciones, y cómo es que a través de estos factores, vamos por la vida, y solo en ese momento, comprendemos muchas cosas que antes habían estado escondidas: comprendemos que cada ser humano, tiene su aventura particular hacia la libertad, y que nuestro camino, sea cual fuere, es el que nos va a liberar.

El ser humano es una entidad compleja, no todos estamos en la misma autopista; así, lo que es bueno para unos, no lo será para otros. Hay infinitos caminos a la libertad y cada quien debe buscar el suyo. No creo en las instituciones que ofrecen la salvación masiva. No somos productos en serie, somos asombrosos seres energéticos siguiendo nuestro maravilloso y particular camino. No nos pueden dar la misma forma, empacarnos, marcarnos, y mandarnos con dirección al Cielo.

¿Pero cómo saber cual es mi camino? La única manera se poder hacer esto es desnudándose toralmente ¿De qué nos vamos a desnudar? De toda ambición, de toda conveniencia, de todo lo que nos da esa tan querida estabilidad emocional, mental, y material; solo cuando se ha llegado a ese nivel de renuncia, uno puede vislumbrar cual es su camino. Antes de eso, solo hacemos lo que es conveniente para mantener intacto, lo que hacemos, pensamos, sentimos, y tenemos.

  



 aprendizxdexmago@gmail.com



Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.