QUE HACER SI TE AGREDEN EN EL ASTRAL

Este articulo esta motivado por un comentario en que se indica muchas cosas que le ocurren a los que nos desdoblamos o viajamos astralmente.

En muchos de los episodios de desdoblamiento, en el momento en que uno está a punto de salir del cuerpo físico uno puede notar que algo o alguien lo toca o está muy cerca de el. Generalmente la sensación no es muy agradable. Las primeras veces sentiremos miedo y trataremos de despertarnos o sencillamente el miedo nos despertará. Con el tiempo iremos perdiéndole miedo a estas entidades. Cuando les perdemos miedo entonces nos agreden. Todo puede comenzar con solo sujetarnos de alguna parte de nuestro cuerpo. Puede ser que nos tomen como abrazándonos sin dejar que nos movamos. Uno puede ver, sentir y oír al bicho, por ponerle un nombre. Generalmente son muy fuertes. Las primeras veces nos ganarán, nos derrotarán y si nos resistimos nos golpearán y nos darán un gran susto.
Si uno quiere superar este estado de cosas uno tiene que seguir la ética del guerrero la cual esta descrita en los libros de Carlos Castaneda.
Esta ética nos da el poder de enfrentar cualquier cosa en el astral. Cuando uno comienza a volverse en guerrero cualquier cosa que trate de hacernos daño en el astral la pasará muy mal.



No es costumbre mía hablar de mis experiencias pero indicaré que también pase por esos episodios que duraron años. Lo que ayudo bastante fue la ética del guerrero y el aceptarme total e incondicionalmente. Sucede que las entidades que nos atacan de maneras brutales, son entidades creadas por nosotros mismos. En este mundo les llamamos defectos. Esos defectos que la psicología dice que solo son modelos de comportamiento o desajustes de neurotransmisores, etc. En realidad son entidades autónomas que tienen voluntad propia. Esto la gente no lo podrá creer y solo las personas que nos desdoblamos o viajamos astralmente podemos comprobarlo. Cuando uno sale al astral y se encuentra con estas entidades que son nuestros defectos, puede hablar con ellos, generalmente tienen aspecto monstruoso y hablan con voces horribles. Muchas veces nos agreden porque se sienten amenazados por nosotros. Ellos saben, que ahora sabemos que nuestros defectos son reales, y que son intrusos que habitan en nuestro cuerpo físico, y que en algún momento decidiremos acabar con ellos, así que se defienden a muerte metiéndonos miedo. Esta lucha durara toda la vida.

Defenderse de ellos es cuestión de formar el carácter. Esto nos llevará inevitablemente a levar el camino del guerrero. Esto quiere decir que uno debe ser un individuo impecable, solo así uno se puede librar de ellos. Cuando uno se vuelve en guerrero las luchas se hacen más intensas en el astral solo que ahora los que ganamos somos nosotros. Primero echaremos a las entidades y las haremos huir, luego con el tiempo podremos darles fin. Uno acaba con un defecto y luego vendrá otro más agresivo y la lucha nunca acabará. Con el tiempo nos reiremos de las entidades que hemos derrotado al principio porque las que luego vienen son por lejos más y más fuertes y además recurren a trampas y son astutas. Solo el forjar el carácter a través del camino del guerrero nos ayudará.

A muchas de ellas se las puede derrotar luchando. Hay otras que están buscando aceptación, entonces lo que hay que hacer es aceptarlas. El mundo de bueno y malo justo e injusto en realidad no existe. Esa separación es ficticia y ha sido creada por el ser humano con fines políticos. Igualmente dentro de nosotros no existe lo bueno y lo malo, o pecado y virtud. Solo somos. Desde niños nos han enseñado a renegar de una parte de nosotros mismos, esa parte conocida como mala. Lo que no nos han dicho es que esa parte mala no es mala es solo una parte de nosotros mismos que ha sido tachada de tal por intereses de poder de la iglesia principalmente. Así los defectos de los que hable anteriormente que se hallan en el astral como entidades autónomas son también parte nuestra. Dentro de cada defecto hay una porción de nuestra alma que esta siendo atrapada, esa parte de nuestra alma quiere regresar a nosotros a donde pertenece, pero nosotros somos los que le ponemos los principales obstáculos, al tachar a los defectos como indeseables y separarlos de nosotros. El camino no es separar sino aceptarse. Así cuando en el astral algún defecto nos agreda, otro camino será el aceptar a esa entidad perdonándose a si mismo. Cuando uno acepta a un defecto de esa manera, ocurre un efecto mágico, la parte de fea del defecto se destruye y se incorpora a nosotros lo que estaba atrapando de nuestra alma que es una cualidad una capacidad que nos faltaba.

Todos nuestros defectos están atrapando capacidades del alma. El alma tiene voluntad y energía, el defecto que hemos creado y que ha atrapado esa voluntad y energía afea esa parte de nuestra alma, es solo eso.

Para mayor información pueden leer el libro “Encuentro Con La Sombra” El poder del lado oscuro de la naturaleza humana de C. G. Jung, J. Campbell, K. Wilber, M. S. Peck, R. May, L. Dossey, M-L. von Franz, S. Keen, R. Bly y otros.

Esos son los principales agresores brutales del astral. Hay otros que nos son tan obvios porque lo que hacen es vivir de nosotros, de nuestra energía y se contentan con vampirizarnos y ni nos damos cuenta por ejemplo.

aprendizxdexmago@gmail.com
Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.